Métricas en tu emprendimiento. Por qué usarlas y cuáles son las indicadas.

¿Escuchaste alguna vez la expresión “lo que no se mide, no se puede mejorar”? Seguramente sí, es una parte de una frase histórica propiedad de Lord Kelvin que se me vuelve recurrente cuando me llegan consultas del tipo “este mes no me fue bien en el negocio”.

Cuando consulto a mis clientes sobre la razón por la que el negocio no funcionó bien, se esbozan diversas respuestas que nacen de supuestos. Y los supuestos no son buenos aliados en los negocios, porque ninguna decisión “buena y acertada” se puede tomar en base a la intuición. ¿Cómo hacerlo? ¡Simple! Para conocer la razón exacta de por qué no le fue bien a tu negocio, hay que valerse de las métricas.

Se trata de indicadores cuantificables que se emplean para monitorear y evaluar de modo seguro las acciones que se llevan adelante, para así saber si el emprendimiento está yendo por el camino correcto. Estas mediciones brindan credibilidad al trabajo y son las responsables de justificar la toma de decisiones, por ejemplo, una inversión, un cambio de dirección, la incorporación de personal, entre otras acciones.

¡A usar métricas se ha dicho! Pero, ¿cuál elijo?

Si hablamos de estos indicadores existe una amplia variedad, el quid de la cuestión es saber elegir. No se trata de usar una métrica al azar, o por recomendación, la decisión por una u otra dependerá del modelo de negocio, reconociendo así la particularidad de cada emprendimiento.

Métricas sociales y métricas comerciales

De un lado tenemos las métricas sociales y del otro, las comerciales. Cada una analiza aspectos diferentes de un negocio, y elegir una u otra dependerá del emprendimiento y sus objetivos.

Las sociales hacen referencia a lo que se busca alcanzar con las redes sociales, es decir los objetivos especificados en la estrategia de redes. Por esta razón, los indicadores que con mayor frecuencia se evalúan son:

  • Alcance: es decir, el volumen de personas que reciben el contenido publicado.
  • Engagement: parece complejo, pero no lo es, básicamente hace referencia a la suma de los comentarios, los me gusta los clics y los compartidos. Con este dato, se puede determinar el compromiso real que tiene la audiencia con la marca.
  • Seguidores: es en ocasiones un indicador de doble filo, porque el hecho de que te sigan no quiere decir que lean tu contenido. Es interesante analizarlo en cuanto a cantidad de seguidores, pero siempre en relación a los demás indicadores. Porque de modo aislado, no es parámetro que demuestre el éxito de las acciones.

Una vez que se hace el análisis de cada uno, es importante elaborar un informe de modo mensual, para poder esbozar un mapa comparativo mes a mes y así saber en función de los objetivos establecidos qué es lo que está funcionando y qué no.

Ahora, es el turno de las métricas comerciales, las más tradicionales y específicas dentro del marketing, también conocidas como KPIs en ventas que muestran el desempeño comercial de un emprendimiento. Algunas de las más relevantes a considerar son:

  • Solicitudes de presupuesto: se evalúan las cantidades de presupuestos requeridos en un período de tiempo.
  • Ticket promedio: hace referencia al promedio de compras que cada cliente hace en tu negocio.
  • Tasa de conversión: esta métrica busca conocer cómo es el retorno de cada inversión (tiempo, dinero) en relación a las ventas. Por ejemplo, del total de consultas recibidas en la web cuántas ventas se concretaron.

Como ya dijimos previamente, el punto de partida para seleccionar una u otra métrica, dependerá del objetivo de tu negocio, de lo que se quiere analizar.

¡Alerta! Métricas que NO suman.

Es común escuchar que se analiza la cantidad de visualizaciones de tu página, el número de seguidores en Instagram y personas a las que le gustó la Fan Page. Pero en realidad, estos indicadores no tienen mucho para sumar, más bien vienen a idolatrarnos, pero no aportan valor real.

Son las métricas vanidosas, que sólo sirven para hacernos sentir mejor, de forma superficial, porque no son prueba de ningún crecimiento del negocio, y mucho menos a la generación de ventas.

¿Y la magia? ¡No existe!

Para que tu emprendimiento sea rentable no hay alquimias, la fórmula secreta es medir y valerse de métricas coherentes con el emprendimiento. El conocimiento da poder, y saber lo que está ocurriendo tras bambalinas en tu negocio es la clave para caminar sobre tierra firme. Entonces, después de definir los objetivos específicos, mensurables, alcanzables, relevantes y temporales, se deberán escoger las métricas acordes y de esta forma podrás hacer rentable tu negocio.

5 ventajas de usar métricas en tu emprendimiento.

  1. Mejorar los resultados y potenciar las acciones.
  2. Identificar si los objetivos se van cumpliendo y si es necesario redefinirlos.
  3. Conocer las necesidades del público objetivo para generar contenido atinado.
  4. Ser flexible a los cambios y poder adaptarse.
  5. Tomar decisiones.

Bonus track

Como no existen fórmulas mágicas, para ayudarte en este camino de números y rentabilidad, te dejo un regalo que sin dudas será el puntapié para evaluar cómo fue tu año. Un e-book gratuito con el cual podrás procesar información, analizarla, sacar conclusiones y alcanzar la rentabilidad con tu negocio. 

¡Es tuyo!

Medir y evaluar es la clave para poder crecer. Y no lo olvides:

“Lo que no se define, no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”.

¿Y entonces? ¿Qué pensás ahora de las métricas? Si tenés dudas podés dejarlas en los comentarios. 

Caro.-

 

Aprendé a cuidar tu energía: el año tiene 12 meses

¿Te preguntaste alguna de dónde proviene la energía qué te estimula y te motiva a emprender e ir tras tus metas? Esa energía no viene del ambiente, ni del espacio exterior, no se compra, ni se vende, la fuente está en vos, en tu interior. Con seguridad, en situaciones te sentís capaz de subir al Everest y en otra, abrir los ojos cada mañana significa la hazaña más grande de la humanidad. ¿Por qué sucede esto? La cuestión radica en cómo gestionamos la energía personal, ese activo tan valioso que tienen las personas, que necesita ser cuidado y trabajado para evitar que se agote. Por ello, ante situaciones de estrés, de esfuerzo desmedido aparece el cansancio y es ahí cuando es necesario recuperarla. Pero lo ideal, sería no llegar a la fase de agotamiento, sino encontrar un plan o un método para cuidarla y mantenerla con un nivel de rendimiento constante y poder así alcanzar el propio propósito.

Entonces, ¿cómo trabajar la energía personal sabiendo que el año tiene 12 meses? Expertos en psicología aseguran que no existe un órgano donde se deposite concretamente, sino que reside en las células y para poder fomentarla es importante trabajar sobre el cuerpo y la mente.

Sucede que muchas veces se hace la operación matemática a la inversa, se piensa en emprender, en iniciar un proyecto, un negocio, en estudiar sin contemplar la reserva de energía con la que se cuenta. Por lo cual, antes de iniciar un recorrido, el que sea, el primer paso es revisar las condiciones del vehículo que te conducirá hacia la meta: tu cuerpo (y tu mente).

¿Estás de acuerdo? ¡Sigamos!

La clave está en fomentar el autocuidado para poder transcurrir los 12 meses de un año satisfactoriamente, disfrutando del proceso y no padeciéndolo, sin renunciar a los proyectos, a los planes, ni a las cosas que disfrutas. Mantener estable el nivel de energía personal se aprende con el tiempo, con aciertos y desaciertos, con la observación y con prácticas adquiridas.

La propuesta para aprender a cuidar y administrar correctamente la energía y llegar al mes 12 manteniendo el rendimiento es simple y está más cerca de lo que imaginás. Se trata de adoptar una actitud proactiva, positiva y constante trabajando el cuerpo, las emociones y la mente.

¡Trabajar la energía personal para alcanzar tu propósito!

El cuerpo. El cuerpo es uno solo y no hay cambios, ni devoluciones, entonces ejercitarlo, ponerlo en movimiento es muy importante, porque en esta actividad se liberan hormonas como la dopamina, la serotonina y la endorfina, que brindar la sensación de placer y felicidad. La propuesta es incorporar a tu calendario semanal, rutinas de trabajo físico: caminatas, un deporte, gimnasia, una actividad que te permita estar activo y al mismo tiempo que disfrutes.

Las emociones. El ser humano es un ser emocional por naturaleza y eso hace que los sentimientos guíen y conduzcan la rutina. Cuando se siente alegría, entusiasmo con seguridad sos más productivo, proactivo y lográs mejores resultados. Pero ahora, cuando las emociones negativas invaden la mente, en primera instancia consumen parte de la energía personal causando malestar, desgano, tristeza y por tanto te sentís incapaz. La clave, es aprender a gestionar esas emociones, identificarlas para poder transformarlas en un desafío a cumplir. Cuando se presenta una emoción negativa, practicar un ejercicio de relajación, respiración, incluso de meditación puede resultar muy útil para ayudar a canalizar. La música, es un aliado perfecto para armonizar esas emociones negativas. ¡Esta playlist es la indicada!

La mente, es la guía que dirige todo, y te conduce a tu propósito. Por ello, es primordial contar con una mente clara, descansada y optimista. La organización de las acciones, las tareas y los objetivos en relación al tiempo es fundamental, para administrar tanto la energía como el tiempo de manera correcta. Resulta muy útil trazar un plan anual que permita fijar prioridades en las acciones.

Resumiendo, la energía personal es el recurso más valioso que tienen las personas, y por tanto el motor para impulsar y alcanzar tu verdadero propósito. Esa energía no es infinita, sino que se agota y para evitarlo, se debe aprender a cuidarla todos los días. ¿La fórmula? Trabajar el cuerpo, las emociones y la mente de modo consciente y coherentemente.

¡Las recomendaciones!

  • Tu cuerpo es único, la energía debe alimentarse todos los días. ¡Sé amable con vos mismo!
  • Identificá todo lo que te hace bien y lo que no te gusta y aprendé a transformarlo en una oportunidad de crecimiento. ¿Qué situaciones son las que te “chupan la energía”? ¿Qué es aquello que te renueva las baterías?
  • Identificá con claridad tu propósito y si estás poniendo esa energía en conseguirlo.

¡Gestionar la energía personal no es tan difícil, es cuestión de organización y hábitos! Lograr armonía entre tu propósito de vida, tu cuerpo, tu mente y emociones es el camino perfecto para mantener tu energía personal a tope durante los 12 meses del año.

¿Cómo cuidás tu energía personal?

¿Cuál es tu plan para mantener el rendimiento los 12 meses del año?

¡Construí precios ganadores!

Hoy me meto de lleno en este tema. ¡Y qué gran tema el de los precios!

Para algunos es un dolor de cabeza porque no saben si lo que cobran está bien. A otros y a la mayoría les da miedo aumentar sus precios y cobrar lo que es justo por su trabajo por miedo a no vender y perder clientes.

Puede ocurrir también que tus precios los pongas sólo mirando a la competencia, haciendo cálculos mentales de los costos de tu producto y por intuición. Esto es gravísimo porque puede que en este momento estés perdiendo plata al vender.

Si te sentís identificado con algo de lo que estoy hablando te invito a leer lo que tengo para compartirte que puede ayudarte para poner los precios correctos.

Tu relación con el dinero

Para empezar, podríamos decir que siempre fue un tema tabú hablar del dinero. ¿Por qué estaría mal que habláramos de este tema?

Y ya eso nos dicen un montón de la relación con el dinero. Si no podemos hablar de ello, si está mal visto… cómo vamos a vivir en abundancia y tener un negocio próspero. Cómo no nos va a dar vergüenza cobrar por lo que vale nuestro trabajo y poner los precios que uno merece. 

El dinero en si no es nada. Nosotros le damos valor. Nosotros somos quienes determinamos si algo nos parece caro o barato porque no hay precios caros o baratos. Todo depende de lo que nosotros como cliente estemos dispuestos a pagar.

Entonces, si queremos salir de una mentalidad de escasez, si queremos vivir en abundancia es importante arrancar por las bases, amigarnos con el dinero y detenernos a mirarnos hacia adentro para saber cuánto nos valoramos y cuánta confianza tenemos en nosotros mismos y en lo que ofrecemos. Porque sin confianza y sin auto valorarse es difícil que otros nos valoren.

Los precios también hablan y nos dan un mensaje

Primero que nada, voy a aclarar que si tus precios son baratos, no significa que tus productos y/o servicios sean de mala calidad. Mi objetivo es que puedas tomar consciencia y motivarte a valorarte y poner los precios en los cuales vos te sientas a gusto, no te generen frustración y puedas disfrutar de lo que haces.

Dicho esto, vamos al tema en cuestión. Digo que los precios hablan porque está impuesto de que los precios bajos, muy baratos, son de mala calidad y hasta podríamos decir que mala atención al cliente y que los precios caros, tienden a relacionarse con productos y/o servicios de buena calidad y buena experiencia del usuario.

Además considero que si una persona paga por un producto y/o servicio un precio muy barato, no lo va a valorar igual a que si por el mismo producto y/o servicio paga un precio más elevado. Por ejemplo, si una persona paga un curso a $400, puede que nunca haga el curso, no lo termine. Total no le va a doler. Ahora bien si por el curso paga $4.000 no creo que nunca haga el curso o no lo termine porque no es poca plata y va a aprovechar el curso y toda la plata invertida.

Por otro lado, si nosotros como vendedores ponemos un precio que creemos que es justo para lo que ofrecemos, vamos a estar motivados y predispuestos a ofrecer lo mejor de uno. Es decir, podremos atender con mayor dedicación y compromiso a nuestros clientes y ellos sentirán lo mismo.

Si cobramos precios muy baratos y con los cuales no estamos a gusto y un cliente nos reclama algo, puede que no lo atendamos con la mejor cara o por dentro estemos pensando en el tiempo que estamos perdiendo por atenderlo. Y esto no es para nada positivo. Sentir que estamos perdiendo el tiempo y perdiendo plata. Nos desmotiva, no nos incentiva a ser mejores y puede que también perdamos clientes. 

Pero Caro, si yo cobro lo que yo quiero cobrar, me da miedo que nadie me compre

He trabajado con más de 100 emprendedores y te diría que el 80% tuvo que aumentar los precios porque prácticamente no ganaban plata. Todos confiaron, todos los aumentaron. Ninguno dejó de vender. Nunca me pasó que me dijeran que vendían menos. Incluso la gran mayoría siguió vendiendo igual o más.

El miedo a no vender, es un obstáculo impuesto por nosotros mismos. Nosotros mismos somos el obstáculo a vender y ganar más. Pensá en todo el valor que vos le das al cliente, en todos los problemas que les ayudas a solucionar, cuánto dinero más ganan o se ahorran gracias a vos. 

Espero que después de leerme, revises tus precios y de ser necesario los ajustes para que vos te sientas a gusto. ¡Te aseguro que vas a vender!  ¡Te vas a sorprender!

¡Anticipate y brillá en el Hot Sale!

Falta casi un mes para este evento tan importante de e- commerce en Argentina. 

Ayer estuve participando del evento HOT SALE ¡Desafiando a la nueva normalidad! que organizó Tienda Nube para ayudar a todo emprendedor y/o pyme a prepararse para esta fecha. Una gran oportunidad no solo para aumentar ventas y atraer nuevos clientes sino también para posicionarse y dar visibilidad a sus productos y/o servicios.

Por si te lo perdiste o no lo pudiste ver, me pareció clave compartirte los puntos más importantes que estuvimos charlando ayer, por supuesto desde mi mirada de la rentabilidad y los números. 

¿Qué hay que tener en cuenta antes de sumarte al Hot Sale? 

En primer lugar, los costos. Sin los costos, sobre todo los de producción, los variables, es imposible tener en claro cuál es nuestra ganancia, el margen de contribución y por lo tanto al aplicar un descuento importante, puede que pierdas plata. 

Entonces los costos de producción, el packaging, las comisiones por ventas (comisión que nos sacan desde la plataforma de cobro), son los que hay que tener en claro por producto. 

De la mano de los costos, hay que saber cuál es la ganancia que obtenemos por producto que vendemos para así conocer hasta donde uno puede aplicar los descuentos o las distintas acciones comerciales en Hot Sale. 

Y acá te pregunto, ¿estás seguro de que si ofreces envíos gratis, no perdés plata? ¿Estás seguro de que si ofreces cuotas sin interés y envíos gratis no perdés plata? ¿Estás seguro que haciendo un descuento del 50% no perdés plata? 

¿Definir un objetivo? 

¡Esto es clave! Porque definir un objetivo te marca un norte e impacta en el resto de las áreas definiendo todas las estrategias y acciones en pos de cumplir ese objetivo. 

Participar del Hot Sale no significa sólo aumentar las ventas sino que puede ser una gran oportunidad para que un negocio busque posicionarse, generar más visibilidad y tambien fidelizar clientes; porque no nos olvidemos que siempre es más fácil y más barato que nos compre un cliente que ya nos compró a conseguir nuevos clientes. 

Igualmente participar del Hot Sale es una muy buena ocasión para conseguir nuevos clientes a los cuales luego fidelizar y es por esto que es muy importante tener en cuenta para el Hot Sale, la atención al cliente y tener bien organizado la logística de la entrega de los productos. Si cometemos un error ahí, conseguir un cliente nuevo puede que nos salga muy caro. 

Por otro lado, definir objetivos financieros como estimar las compras y estimar las ventas y todos aquellos movimientos de dinero que provoque el Hot Sale, va a permitirte estar mejor organizado y con una mayor planificación que puede ahorrarte varios problemas y sobre todo ahorrarte dinero. 

¿Qué pasaría si por no planificar en el día dos del Hot Sale te quedaras sin stock?  Perderías ventas y por lo tanto perderías dinero ya que si hacemos grandes descuentos, necesitamos volúmenes de ventas altos para hacer una diferencia en las ganancias. ¿Qué pasaría si te quedaras sin packaging para la entrega de los productos? Esto generaría una demora en la entrega de productos, quejas de tus clientes y además por el apuro de comprar puede que no compres a precio mayorista lo cual implicaría un mayor costo y menos ganancia. 

¿Cómo planificar financieramente Hot Sale? 

Primero que nada una herramienta que es súper útil y yo siempre la recomiendo para organizarse y planificar financieramente lo que sea es el Flujo de Fondos. La misma nos permite visualizar cuánto dinero entra y sale en cada momento de nuestro negocio. ¿y porque lo traigo acá? Porque el Hot Sale impacta muchísimo en el flujo de efectivo de nuestro emprendimiento. 

El primer paso importantísimo es analizar las ventas y los productos ya vendidos en tiempos anteriores para sacar conclusiones que nos ayuden a estimar las ventas. Al analizarlas podes considerar cual es el que producto que más se vende, cual es el más rentable, cual se vende más por tienda online y cual en la tienda física, entre otras cosas. 

De este análisis, podrás estimar las ventas y las ventas te van a permitir estimar las compras de materia prima o productos para tener stock suficiente y no quebrar. 

Con el Hot Sale, seguramente previo a que ocurra, las compras harán aumentar tus egresos. Si la compra ocurre toda en el mes anterior, ese mes va a ser más complicado. Entonces ¿Qué podes hacer para que toda la compra que hagas para el Hot Sale no la pagues en un solo mes? 

Es clave construir la relación con nuestros proveedores para que nos permitan pagar a plazo y sino lo que podés hacer es anticiparte mucho tiempo antes al Hot Sale y comprar con mayor anticipación a un mes y dividir las compras en 2 o 3 meses y así no pagar todo en un solo mes. 

Otro egreso que puede impactar en nuestras finanzas y que puede que lo olvides es si ofreces envíos gratis. Este es un nuevo costo que nosotros debemos cubrir y por lo tanto en el mes de Hot Sale o al siguiente mes debas pagarlo. Si estimas las ventas, podrás estimar aproximadamente cuanto será el costo del envío a pagar. 

Por otro lado, post Hot Sale tendrás un impacto positivo en el Flujo de Fondos ya que habrá un aumento exponencial de las ventas y por lo tanto de los ingresos. Puede que obtengas una menor rentabilidad por producto vendido pero que financieramente te beneficie. Lo único a tener en cuenta es que si la mayoría de los clientes te pagan por ejemplo por Mercado Pago y tu plazo de acreditación es a 15 días, sepas que esa plata la vas a tener disponible 15 días después del Hot Sale.  

Los comportamientos de compra han cambiado mucho en el último año. Adquirir productos de manera online hoy es mucho más común. Por eso, ¡aprovechá esta oportunidad y sumate, inteligentemente, al Hot Sale! 

Si querés ver la nota completa del evento de HOT SALE ¡Desafiando a la nueva normalidad! accedé al siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=ud5OKTMhYWw

Aprender a Administrar tu Propio Emprendimiento

Una vez más tuvimos el gusto de compartir el segundo desayuno OCIO virtual en el que, como siempre, nos reunimos para compartir un buen momento con nuestra comunidad y desarrollar juntos una temática que nos brinde conocimientos y herramientas. En esta segunda edición, la speaker fue Carolina Arzubi quien lleva adelante su propia marca con la que realiza eventos, Jacuna. Ella es licenciada en Administración y brinda consultoría a emprendedores, para asesorarlos en la administración de sus negocios o emprendimientos.
Nos alentó a amigarnos con los números, para aprender a ver la importancia y los beneficios que implica llevar una buena administración, dándonos tips y consejos para poder lograrlo.

En esta nota, Caro Arzubi nos cuenta cómo readaptó su modelo de negocio ante esta situación extraordinaria y nos adelantó el lanzamiento de su nueva escuela virtual.

– Como contaste, sos una persona a la que le encanta planificar, ¿Cómo reorganizaste lo que tenías pautado para este año y qué aconsejas para lograrlo sin perder en el intento?

Tanto en lo personal como en loprofesional tuve que replanificar todo. Desde la fecha de mi casamiento hasta la fecha del lanzamiento de mi próximo proyecto, que es la escuela online y la página web. Cuando planificás y deseás tanto algo, el no poder llevarlo a cabo te frustra emocionalmente, pero es cuestión de adaptarse y hoy ya estoy conectada con lo que se viene. Es aconsejable siempre armar un plan de acción anual con objetivos, armar un presupuesto y poder proyectar el flujo de ingresos y egresos de acá a tres meses, ir paso a paso, sobre todo este año. Si bien podemos tener la planificación para los próximos meses, hay que estar abiertos a adaptarse; este año es vivir el día a día.

– ¿Cuál es la manera más amigable para acercarnos a la parte contable de un emprendimiento?

Lo más importante para entender la parte administrativa de un emprendimiento es capacitarse, lograr entender la finalidad de los números y aprender a leerlos. Cuando uno logra entenderlos, puede ver los beneficios que tiene llevar una buena administración y llevar un proceso contable. Es aconsejable recibir asesoramiento, lo he confirmado en las consultorías que realizo con clientes: aprenden y entienden el objetivo por el cual lo están haciendo y así pueden ver los resultados para lograr que su negocio sea rentable.

– ¿En qué debemos centrarnos a la hora de armar un plan de negocios para nuestro emprendimiento?

Hay muchas variables para poner en marcha un plan de negocios, pero principalmente es saber a quién le voy a vender y tener clara la propuesta de valor. La clave es saber cuál es la necesidad o el problema que tiene nuestro cliente para poder brindarle solución o satisfacer esa necesidad.
Acá también es necesario realizar un flujo de fondos para saber qué inversión inicial necesito, cuánta financiación y los objetivos cuantitativos del negocio.
Una vez que definimos esto, en nuestro plan de negocios se desprenderá todo lo demás, como el vínculo con el público, cuáles son mis ingresos, qué costos voy a tener, qué recursos voy a necesitar, etc.

– En tu disertación nos aconsejaste aprender a administrar nuestra economía personal, ¿cómo se dio este proceso en vos, fue mientras estudiabas administración?

En realidad, toda la vida fui muy ordenada y organizada, desde chica fui muy ahorrativa e incluso cuando todavía no me había independizado, llevaba al día mis números. Siempre supe que iba a estudiar administración, cuando me independicé fue que tomé en serio mis finanzas, ya que implicaba tener en cuenta otro tipo de gastos y recortar otros. Ya con un trabajo en relación de dependencia, todos los meses me hacía mis planillas Excel y anotaba los gastos por mes. Con los ahorros me daba gustos o compraba dólares. Aprender a administrarse es un hábito que ayuda mucho a organizarte.

– Contame sobre las buenas nuevas: el lanzamiento del Ebook, la creación de la escuela online y tu plataforma web.

¡Sí! Lancé mi primer Ebook y dos workshops online, eso sí fue para mí reinventarme en mi modelo de negocios, que no estaba pensado para este año, y se vienen más. También estamos trabajando en el lanzamiento de mi página web con la escuela para emprendedores que será online, en la cual vengo trabajando mucho; habrá cursos grabados de distintos temas con contenido valioso para que puedan hacer rentable su negocio y armar, de una idea, un proyecto o negocio. Habrá charlas inspiradoras e invitados especiales. La fecha estimativa del lanzamiento de la página es en agosto y si todo sale bien, la escuela en septiembre.

– ¿Cómo te gustaría retomar la organización de los eventos?

Todos los eventos que organizaba desde Jacuna eran de temáticas va- riadas, desde cursos de pastelería hasta un gran evento como Warmichella. Hoy, el foco de Jacuna va a estar apuntado a las capacitaciones para emprendedores, para que generen una propuesta de valor, para que puedan mostrar y potenciar sus productos y su negocio.

Jacuna, la historia de cómo “hacer rentable tu emprendimiento” y no morir en el intento

Es la firma creada por Carolina Arzubi, quien aseguró que para dejar la estabilidad que le otorgaba trabajar en una empresa multinacional se valió del orden y la planificación. Con capacitaciones constantes y el aprendizaje de saber delegar, consolidó una firma que el año pasado duplicó su facturación y que proyecta para este año una “escuela para emprendedores”. Sus aciertos, sus claves y la experiencia recogida son blindadas con un permanente optimism.

Jacuna, la consultora para emprendedores y organizadora de eventos fundada y dirigida por Carolina Arzubi, creció exponencialmente el año pasado. La licenciada en administración de empresas, pero fundamentalmente la emprendedora, proyecta un 2020 en el que apuesta a la creación de una “escuela para emprendedores”. Comercio y Justicia dialogó con Arzubi acerca de las claves de su negocio y sus aciertos logrados en contextos económicos de incertidumbre. Capacitación, planificación, orden y delegación de funciones, son fundamentales para todo emprendedor, según indicó.

¿Cómo y cuándo inició su historia como emprendedora?

Tengo 29 años y soy Licenciada en Administración de empresas. Cuando me recibí, entré a trabajar en Johnson & Johnson en el área de ventas. Como ejecutiva de ventas, manejaba clientes como Libertad, Cencosud, Cordiez, entre otros. En el año 2017 comenzó mi crisis laboral porque las empresas multinacionales y de consumo masivo habían perdido su encanto para mi. Quería emprender y como siempre me gustó la organización de eventos encaré por ese lado. Me costó mucho porque ya vivía sola, tenía un buen sueldo y era un mundo nuevo. Mucha incertidumbre tenía en cómo de generar ingresos y mantenerme sola. Creo que es un proceso que pasamos todos los que queremos emprender y que, una vez que pasa, uno mira para atrás y entiende que es un proceso normal. Todos tenemos los mismos miedos y al principio nunca es fácil. Lo más gratificante es ver el camino recorrido.

¿Qué fue lo que le dio el puntapié para decidirse?

Estaba confundida y necesitaba una guía, alguien que me ayude a definir lo que quería hacer y en cierta forma me presionara para animarme. Hice consultorías y en febrero de 2017 creé Jacuna. Estuve un año trabajando con las dos cosas a la vez: Johnson & Johnson y Jacuna. Fue el año de prueba para mí, para saber si estaba lista, si era lo que quería, si me gustaba. Organicé mini workshops. No me importaba si ganaba o no, estaba probando y viviendo la experiencia. Finalmente en marzo de 2018 me animé y renuncié para dedicarme de lleno a Jacuna.

¿Y qué la condujo puntualmente a renunciar a su otro trabajo estable?

Algo que me ayudó mucho a renunciar fue organizarme con mis finanzas. Estuve un año para renunciar pero tenía un plan, armé un flujo de fondos, sabía que costos fijos tenía, dejé de usar las tarjetas de crédito y estaba en plan ahorro. Luego, mi experiencias se multiplicaron, entre el 2018 y el 2019 organicé desde workshops para pasteleras, de cocina saludable, de make-up a una expo para novias y un festival que se llama Warmichella. En el 2019 me animé y asumí más riesgo al traer disertantes de Buenos Aires con Workshops y capacitaciones para emprendedoras.

Puntualmente, si tuviera que narrar a qué se dedica Jacuna ¿Por dónde comenzaría?

A fines del 2018 organicé unos encuentros para emprendedoras donde charlabamos sobre los miedos, dudas y todo lo relacionado con emprender. Escuchando a cada una me di cuenta que muchas no sabían cómo llevar los números de su emprendimiento. Detecté la necesidad y, además de los eventos, lancé las consultorías para emprendedores sobre cómo administrar y sobre cómo armar el modelo de negocios para aquellas que tienen una idea y no saben cómo arrancar. Jacuna fue mutando. Probé lo de las consultorías y me encantó. A mediados del 2019 lancé mi programa “Hacelo Rentable”, un plan online de tres meses en donde nos metemos dentro del emprendimiento y vemos los precios, los costos, la rentabilidad y todas las herramientas y planillas de excel para poder llevar la gestión de los números. Para el lanzamiento hice un reto gratuito llamado “Chau miedo a los números”, que llegó a más de 200 emprendedores. A partir de él, trabajé todo el segundo semestre con más de 40 emprendedoras de todos los rubros y llegó un punto en el que no podía tomar más consultorías. Dupliqué mi facturación con eso. Además, realicé más eventos que estuvieron cada vez más relacionados con los emprendedores.

¿Con cuántos eventos cerró el año pasado?

En el 2019 llegué a hacer más o menos 10 eventos. El más grande fue el festival Warmichella, que trajimos de Buenos Aires y fue la primera edición.

Duplicó la facturación el año pasado ¿Cuáles fueron las estrategias para lograrlo?

Sí, en el 2019 el crecimiento fue abismal, los eventos tenían un mayor peso, lo que generó un buen posicionamiento y por otra parte, el reto para el lanzamiento de mi programa “hacelo rentable” fue el boom en cuanto a las consultorías. Creo que es clave empatizar con la gente, mostrarse tal cual, contarles por todo lo que uno pasa como cualquier emprendedor. La otra clave para mí es llevar un control de los números, de lo que entra y lo que sale, es necesario armar una proyección. En tercer lugar, es necesario saber delegar. Si uno quiere crecer tiene que saber delegar, saber enfocarse en lo que estratégicamente hará crecer el emprendimiento y lo que no se sabe hacer hay que delegarlo. Así es como uno crece. Delegar e invertir son muy importantes para crecer.

Entonces, ¿la clave está en no dejar de planificar?

A veces, a los emprendedores que hacemos todo nos come la rutina y nos olvidamos de definir estrategias, hacer una planificación, definir objetivos y también de llevar los números y analizar los precios y los costos. Planificar es muy importante porque nos permite estar enfocados, saber nuestras prioridades y hacia dónde queremos ir. Qué elegir, a qué le decimos que no y en dónde tenemos que invertir.

¿Por dónde se comienza a planificar?

Cuando planifico empiezo por la visión, me imagino de acá a cinco años. Hago un cierre del año que pasó, anoto los logros y lo que tengo que mejorar. Después de imaginarme y soñar un poco pienso en los objetivos anuales. Para este año tengo seis objetivos que se resumen en tres focos principales. Entonces, para no marearme armo un plan de acción con pasos. En este plan de acción lo que hago es desglosar todo lo que tengo que hacer para cumplirlo: pongo fechas a cada paso y para cuándo quiero cumplir el objetivo. Si no se sabe con exactitud, se pueden usar los cuatrimestres y trimestres, y poner como fecha límite “el segundo cuatrimestre”. Para todos los objetivos no sólo defino pasos sino también números y fechas. Estimé mi crecimiento en facturación y en cantidades, y para lograr el resultado me baso en todos los números 2019. Las principales áreas de planificación son ventas/facturación, compras/proveedores, comunicación y marketing (por ejemplo, cómo captar nuevos, el post venta, etc) y el equipo de trabajo y/o socios.

¿Cuáles son sus planes para 2020?

Después de las consultorías, que me encantan y con las que cada vez tengo más clientes, tuve que parar y ver como seguir. Es decir, debo ordenar Jacuna. Estoy trabajando con la agencia ARS, con la que estamos desarrollando todo un proyecto nuevo. Jacuna se transformará en una escuela de emprendedores, con una plataforma y cursos online, entre otras cosas. Y además, para no perder el contacto con la comunidad, vamos a desarrollar tres eventos con contenido para emprendedores. Tenemos mucho trabajo para este año: clientes, lanzamiento de página web y cursos online, eventos y continuar estudiando. Estoy muy feliz por cómo Jacuna fue mutando y, después de dos años, saber qué es lo que quiero y hacia dónde quiero ir. No tengo dudas de que lo mío son los eventos y las consultorías. Este año haré foco en ordenar todo, crear equipo, una estructura y posicionar Jacuna regionalmente y, por qué no, internacionalmente. Jacuna combina todo lo que me gusta hacer, me representa totalmente y se formó con perseverancia y creyendo en mí misma. El trabajo es importantísimo para mí, así que siempre intento dar lo mejor.

¿Por qué Jacuna?

Quería hacer eventos, quería crear experiencias, que se generen conexiones con las personas, aprender. Ir más allá del evento. Y bueno, contratamos la agencia. Le dijimos que la empresa era para “disfrutar y ser conscientes del momento”. Surgió Jacuna, por hakuna matata, que es vivir la vida sin preocupaciones, vivir la vida en cierta forma, y ahí está la palabra cuna, relacionado con cuidar la vida, el nacimiento. Todo viene por ese lado.

Las claves para emprender

  • Consultar con un profesional ( en modelo de negocios)
  • Planificar con visión, objetivos, fechas y números
  • Ordenar el negocio en crecimiento con ayuda de un profesional especializado
  • Delegar para enfocarse en lo estratégico o en lo que el emprendedor sí sabe
  • Capacitarse en forma permanente, idiomas, marketing, negocios

La historia de Caro: “El que no arriesga no gana”

Hoy quiero compartirles la historia de Caro Arzubi, licenciada en administración, fundadora de Jacuna by Caro Arzubi.

Caro tiene 30 años, y se dedica a ayudar a emprendedores a hacer rentables sus negocios a través de consultorías. Próximamente va a lanzar una escuela online.

Caro nos cuenta que su emprendimiento comenzó con la organización de eventos. “Siempre me gustó organizar y mi foco estaba en la organización de workshops, cursos, festivales. En ellos tenía mucho contacto con emprendedores y de escucharlos, me di cuenta que estaban muy solos en lo que es administración y finanzas. La consultoría siempre me llamó la atención y en la facu siempre decía que quería ser profesora y enseñar alguna materia así que empecé a investigar sobre consultorías y me lancé ayudando a emprendedores con sus modelos de negocios y los precios y costos de sus negocios y acá estoy!”

Con respecto al nombre de su proyecto “Jacuna” el mismo nació a partir de la organización de eventos. “Yo quería crear experiencias que conecten a las personas con otros, que sea un momento donde puedan dedicarse un momento para uno mismo, disfrutar, aprender, conocer gente nueva. La raíz de Jacuna viene de Hakuna Matata que es vivir sin preocupaciones. Además dentro de la palabra Jacuna está la palabra CUNA que está relacionada con la vida, el nacimiento, el cuidar la vida. Fue amor a primera vista jajaj. Y cuando me lancé con las consultorías, empecé a comunicarlo en Jacuna, era una prueba y tener otra red desde cero implicaba mucho esfuerzo así que era una mezcla y bueno quedó. Lo que cambié fue “Jacuna eventos” por “Jacuna by caro arzubi”.

“Hoy Jacuna engloba un mundo, un universo, donde pueden ocurrir mil cosas: eventos, experiencias, rentabilidad y prosperidad, aprendizajes. Pero siempre todo relacionado con el emprendedurismo”, nos cuenta.

Decidió empezar con su emprendimiento a raíz de una crisis laboral o “por qué no decir existencial”. Lo que siempre había querido ya no la inspiraba, no la movía y no le encontraba a eso un sentido, un propósito. Nos cuenta que fue una gran crisis porque siempre quiso trabajar en una empresa multinacional y de un día para el otro, perdió su encanto y quiso emprender.

El momento de quiebre en el que decidió dejar su trabajo en relación de dependencia fue cuando empezó a sentir que trabajaba a medias. “Soy una persona muy responsable, muy perfeccionista y me comprometo al 100% con las cosas. Cuando mi rol, mi trabajo, dejó de importarme y hacía lo mínimo indispensable para mi fue como un ultimátum y tenía que renunciar”, afirma Caro.

Lo primero que hizo fue terapia porque dejar el antiguo trabajo implicó una crisis, ya que de repente no quería hacer más eso de lo que antes estaba convencida. “Fue difícil reconocerse con algo nuevo y confiar en que realmente no lo quería más. Después contraté un consultor para que me ayude a darle forma a mi idea, a mi proyecto. Y una agencia para que me haga el branding. Ahí nació Jacuna. Fue la primera inversión, no me voy a olvidar y que miedo me dio. Y después hice algunos eventos en paralelo a mi trabajo para ir probando. Eso me re sirvió para aprender!”, nos cuenta.

Recuerda que en diciembre del 2018 se sentó a estudiar y a ver cómo podía armar las consultorías y en enero se lanzó. Primero le hizo una prueba gratis a una amiga emprendedora, y después lo publicó en Jacuna. Una de sus primeras clientas fue Cande de “Galpón Verde Inglés” quien hoy es una gran amiga. “Amo esas cosas, que de un cliente, se genere una amistad.”

Al principio cuando creó la marca su papá le recomendó que la registrara. “Lo hice yo misma, tuve que leer y aprender mucho para hacerlo. Igualmente hoy recomiendo hacerlo con un abogado que sepa porque si bien yo pude realmente no se si esta bien hecho, si debería registrarla en otras clases, etc. No es tan fácil como parece”, reflexiona.

Lo que más le gusta a Caro de su emprendimiento es verlo crecer. Crear un equipo que la ayude porque uno no puede con todo y para crecer hay que delegar. Que los clientes sigan creciendo, que se vayan contentos con lo que logran, poder ayudarlos. “Es muy gratificante”. Lo que menos le gusta es tenerlo presente las 24/7. Lo que extraña de trabajar en relación de dependencia es saber que a las 18 hs cerraba la computadora y no pensaba en nada más. “Cuando tenés tu emprendimiento trabajas 24/7 y sino lo haces, estás pensando en alguna idea, mejora, cosa pendiente. Por momentos me gustaría ponerlo en off.”

Nos comparte también que a veces con las redes se frustra. “Pensar que algún post, alguna historia va a ser un éxito y todo lo contrario. Y lancé un producto que pensé que se iba a super vender, le dediqué mucho tiempo y no fue así pero no se si lo viví como una gran gran frustración.”

Caro se siente tan en su lugar que no se cuestiona lo que hace. Pero tiene altibajos, miedos cuando se enfrenta a desafíos o clientes más difíciles. Y ahora con el lanzamiento de su escuela también experimenta muchos nervios y miedos, pero está convencida de que ese es su propósito. “Miedos hay miles. Con la escuela, si se van a vender los cursos y si vamos a llegar al objetivo de ventas. Miedo a no tener más clientes y no poder pagar los gastos del negocio. Miedo a no saber algo que me consulten los clientes”, reflexiona.

Nos comenta también que la red social que más visibilidad le dio a tu proyecto es instagram, sin dudas.

Caro es una persona proactiva y siempre le gusta estar en movimiento y más cuando siente que es ahí donde tiene que estar y que todo funciona. Sentir que su negocio crece, que los clientes la recomiendan y que están contentos con el resultado es lo que la motiva. También encuentra inspiración en referentes que crecieron y formaron grandes empresas reconocidas internacionalmente.

Nos recomienda escuchar y leer a Vilma Nuñez o Laura Ribas. “Son muy buenas, generosas y dan mucha información que ayuda para tu emprendimiento.” Y también a Simon Sinek que es un buen referente dentro del emprendedurismo.

El mejor consejo que le dieron: “Todo pasa por algo. Nada es casualidad, todo es causalidad.”

Su propósito es poder ayudar a emprendedores a construir negocios rentables con sus cursos, recursos útiles y con las consultorías. Su primer objetivo es poder crecer en Argentina pero ser reconocida en Latinoamérica le encantaría.

Su valor agregado consiste en ayudar y enseñar sobre rentabilidad para que sus clientes puedan vivir de sus negocios.

Caro está convencida de que se puede vivir de lo que a uno le apasiona siempre que uno haga las cosas con profesionalismo. Y a todos los que están por lanzar sus propios emprendimientos les aconseja que busquen la forma para superar los miedos pero que no se queden con las ganas, que lo intenten.“El que no arriesga, no gana”.

Se viene el Warmichella Lifestyle Festival

Desde el próximo 7 de diciembre se desarrollará en el Castillo del Jockey la primera edición de Warmichella Lifestyle Festival en Córdoba, un espacio que muestra las tendencias de diseño, decoración y moda de la mano de emprendedores, combinado con opciones holísticas, presentaciones musicales, intervenciones artísticas y gastronomía. Pensado para compartir en familia y con amigos, el evento se realizará entre las 16 y las 23 en Elías Yofre 900.

“Es un festival novedoso y disruptivo para Córdoba. Warmichella surgió en la casa de Belén Moroni, su creadora, que tiene un vínculo especial con la provincia por ser hija de un cordobés, y fue tal éxito y pasión que la iniciativa creció y hoy participan más de 100 emprendedoras. Warmichella representa lo que es emprender: hacer lo que uno ama, ponerle mucho esfuerzo, amor, no rendirse y el crecimiento se va dando año a año. Si uno realmente cree y tiene fe, las cosas se dan y a veces tan naturalmente que ni te das cuenta”, coinciden en afirmar Carolina Arzubi y Soledad Galíndez, las emprendedoras cordobesas que traen la propuesta a Córdoba.

El Festival reunirá a 30 emprendedores cordobesas, que mostrarán y compartirán sus creaciones, con música en vivo, food trucks y juegos para los niños. El evento apunta a fomentar y motivar la compra de regalos navideños y de fin de año a emprendedores. Por ello, la decoración y ambientación girarán en torno a ese festejo.

A su vez, los asistentes podrán realizar un aporte para que los más pequeños que están internados o atraviesan un momento delicado tengan un regalo de Navidad, donando juguetes nuevos o usados en bueno estado. Lo recaudado se llevará al Hospital de Niños y a la Fundación Muchos Milagritos hacen un Milagro.

“Queremos unir emprendedores, que se hagan conocer, potenciarlos y Warmichella tiene un estilo particular, no es una feria, es un festival donde se viene en familia a vivir una experiencia y hoy está apostando al interior del país. Estamos convencidas de que crecerá y conectará a emprendedores locales con sus pares de Buenos Aires, Rosario y el resto de la Argentina. Warmichella es un punto de encuentro para tejer redes, en un lugar único para compartir y potenciar la creatividad de quienes a diario trabajan para agregar valor a sus proyectos, potenciando sus capacidades individuales y colectivas a fin de evolucionar hacia organizaciones que apuesten al desarrollo personal y social”, finalizaron las emprendedoras.